Menú Cerrar

IMPRESIONANTE la nueva KTM 890 Duke R

Afilada, afiladísima… Afirma la marca de Mattighofen, durante el reciente vídeo de su presentación (algo descafeinada…), que la nueva KTM 890 Duke R es el arma definitiva de su categoría, es decir, el de las naked deportivas de peso medio. Y muy seguros deben de estar de ello, en una clase en la que hay rivales de la talla de la Yamaha MT-09 SP, la Triumph Street Triple 765 RS, o la Ducati Monster 821, por citar las más directas competidoras.

Afilada, afiladísima… Afirma la marca de Mattighofen, durante el reciente vídeo de su presentación (algo descafeinada…), que la nueva KTM 890 Duke R es el arma definitiva de su categoría, es decir, el de las naked deportivas de peso medio. Y muy seguros deben de estar de ello, en una clase en la que hay rivales de la talla de la Yamaha MT-09 SP, la Triumph Street Triple 765 RS, o la Ducati Monster 821, por citar las más directas competidoras.

La 890 R nace precisamente para hacer frente a la gama ‘refinada’ de sus rivales, puesto que la 790 Duke ya compite directamente con las versiones básicas de los modelos antes mencionados.

Afilada, afiladísima… Afirma la marca de Mattighofen, durante el reciente vídeo de su presentación (algo descafeinada…), que la nueva KTM 890 Duke R es el arma definitiva de su categoría, es decir, el de las naked deportivas de peso medio. Y muy seguros deben de estar de ello, en una clase en la que hay rivales de la talla de la Yamaha MT-09 SP, la Triumph Street Triple 765 RS, o la Ducati Monster 821, por citar las más directas competidoras.

La 890 R nace precisamente para hacer frente a la gama ‘refinada’ de sus rivales, puesto que la 790 Duke ya compite directamente con las versiones básicas de los modelos antes mencionados.

¿Qué aporta de nuevo la 890 R con respecto a la 790? Mucho, pero vayamos por partes.

El motor

Los 105 CV de la 790 quedan lejos de los 120 CV de promedio que entregan sus rivales, así que el motor 890 es totalmente nuevo, con unas cotas más grandes, tanto en diámetro como en carrera, además de un árbol de levas más cruzado, mayor compresión (13,5:1, por 12,7:1 en la 790) y un cambio optimizado, para conseguir 121 CV a 9.950 rpm y un par motor de 99 Nm. También se le ha dotado de un radiador de mayor tamaño.

Afilada, afiladísima… Afirma la marca de Mattighofen, durante el reciente vídeo de su presentación (algo descafeinada…), que la nueva KTM 890 Duke R es el arma definitiva de su categoría, es decir, el de las naked deportivas de peso medio. Y muy seguros deben de estar de ello, en una clase en la que hay rivales de la talla de la Yamaha MT-09 SP, la Triumph Street Triple 765 RS, o la Ducati Monster 821, por citar las más directas competidoras.

La 890 R nace precisamente para hacer frente a la gama ‘refinada’ de sus rivales, puesto que la 790 Duke ya compite directamente con las versiones básicas de los modelos antes mencionados.

¿Qué aporta de nuevo la 890 R con respecto a la 790? Mucho, pero vayamos por partes.

El motor

Los 105 CV de la 790 quedan lejos de los 120 CV de promedio que entregan sus rivales, así que el motor 890 es totalmente nuevo, con unas cotas más grandes, tanto en diámetro como en carrera, además de un árbol de levas más cruzado, mayor compresión (13,5:1, por 12,7:1 en la 790) y un cambio optimizado, para conseguir 121 CV a 9.950 rpm y un par motor de 99 Nm. También se le ha dotado de un radiador de mayor tamaño.

Cuenta, además, con la electrónica de su hermana mayor, y eso quiere decir modos de conducción, control de tracción, antiwheelie, launch control, cornering ABS, etc.

Parte ciclo de lujo

El chasis multitubular es ahora de un vistoso color naranja y las estriberas han modificado su posición para permitir mayores inclinaciones, especialmente en circuito.

Las suspensiones son las WP Apex multiajustables, tanto delante como detrás.

Por su parte, los frenos montan las fantásticas pinzas Brembo Stylema de anclaje radial, con una bomba radial Brembo MCS.

Los neumáticos se han adecuado a las mayores prestaciones y posibilidades de la nueva 890 R, y monta los nuevos Michelin Power Cup II, prácticamente unos slick para la calle.

El peso declarado en vacío es muy bajo: 166 kg, aunque este dato deberemos comprobarlo con los llenos hechos, la medida real a la postre.

¿Su precio? 12.499 euros.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Powered by